ACEITE DE MORINGA » Propiedades, Beneficios y Aplicación

El aceite de moringa es un producto natural que te ayudará a mantener tu piel tersa y tu cabello hidratado. Este cosmético viene directamente de la moringa y promete cuidarte tan bien como cualquier cosmético de marca. Aprende aquí todo lo que necesitas saber.

¿Qué es el aceite de moringa?

El aceite de moringa es un producto derivado de la semilla del árbol de moringa. Este árbol y todos sus productos tienen propiedades medicinales muy potentes que han sido aprovechadas desde hace generaciones. De todos sus productos, es quizá el aceite el que se exporta en mayores cantidades a todo el mundo.

Este aceite se extrae al secar y tostar las semillas de la moringa. Una vez secas se trituran y el resultado se somete a grandes presiones que extraen el líquido, Este aceite es luego enriquecido con varios productos que acentuarán su función, dependiendo de cuál sea ésta. Además de su función como cosmético es usado también en la cocina para sazonar platos.

¿Qué beneficios tiene el aceite de moringa para la salud?

El aceite de moringa es usado muy comúnmente como un cosmético por sí solo, o como complemento de productos cosméticos. Su función es principalmente el cuidado de la piel y del cabello, ya que es muy beneficioso para la dermis. También puede usarse como complemento medicinal para tratamientos de condiciones dérmicas. Algunos de sus beneficios son:

Cuida el cabello

El aceite de moringa es muy beneficioso para el cuero cabelludo y el cabello. El uso constante reduce y incluso elimina la caspa y repara puntas dañadas o quemaduras en el cabello. Además, le brinda más flexibilidad y fortaleza al cabello, restaurando su composición celular. Incluso le brinda al cabello un brillo natural y duradero si se usa adecuadamente.

Elimina las arrugas

El aceite de moringa sirve para tratar las arrugas de la piel, ya sea por envejecimiento o marcas de expresión. Con un tratamiento diario se puede restaurar la elasticidad y suavidad de la piel afectada por el tiempo. Sin el uso de químicos este aceite restablece la estructura celular de la piel y permite su restauración. Puede ser usado de manera preventiva en personas menores.

Alivia y cura quemaduras

Otro de los efectos que tiene sobre la piel es su efectividad para tratar quemaduras y picaduras. Este efecto lo lleva a funcionar más como un producto medicinal y no uno cosmético, aunque puede cumplir ambas funciones. Por la misma razón es un antiarrugas eficaz y es muy bueno para aliviar quemaduras.

Aclara la piel

Otro de los efectos que trae la capacidad regeneradora del aceite de moringa es la de emparejar la tonalidad cutánea. Después de bronceados indeseados o decoloración de partes de la piel el aceite ayuda a retomar la armonía tonal dérmica.

Combate el acné

El aceite aplicado directamente al cutis penetra en los poros y despeja las impurezas que en ellos se encuentren. Después de eso, los sella para evitar futuras combinaciones. Es una alternativa natural a productos químicos contra el acné. Es además una buena opción para personas alérgicas y de pieles sensibles que no toleren elementos muy fuertes.

¿Cómo aplicar el aceite de moringa?

Para el cabello

La manera más eficaz de lograr todos estos efectos regeneradores es aplicando el aceite en el área que se desea tratar. En el caso del cabello se debe aplicar sobre la cabellera seca justo antes de bañarse. Con movimientos circulares se debe esparcir por todo el cuero cabelludo y cabellera. Luego debe despejarse el aceite con agua y shampoo durante el baño.

Para la piel

Para la piel el procedimiento es parecido. Se debe aplicar sobre la piel afectada unas cuantas gotas de aceite de moringa. Con movimientos suaves y cuidadosos se debe extender el aceite y esperar a que la piel lo absorba. De esta manera el aceite de moringa podrá comenzar la regeneración celular de la piel.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…