MORINGA EN POLVO » Proceso, beneficios y propiedades

La moringa en polvo y su origen, esta es una planta originaria de la India, reconocida en el mundo por la cantidad de beneficios que proporciona y un contenido nutricional que proporciona a través de su consumo, tanto así que en muchas partes es reconocido como el árbol de la vida.

Una de los motivos por el cual recomendamos procesar la moringa en polvo, es para disminuir su humedad y conseguir que sus nutrientes puedan estar más concentrados.

Hablamos de una planta que es capaz de aportarnos minerales, vitaminas, aminoácidos y hasta antioxidantes, no es un producto cualquiera, sino una de las fuentes naturales más importantes que existen en el planeta de nutrientes.

Cómo procesamos la moringa en polvo

Como paso inicial debemos recoger varias ramas de esta planta de moringa oleífera, posteriormente debemos poner a secar las ramas seleccionadas en un sitio que debe estar seco y bien ventilado. Una idea genial sería amarrar las ramas que tenemos y colgarlas en un sitio abierto, debemos tener paciencia para que las hojas se sequen por completo, estamos hablando de esperar unos cinco días.

Seguidamente nos tocará separar las hojas para trabajar con ellas, aunque muchos utilizan también los tallos para el siguiente proceso, el cual consiste en triturar las hojas o molerlas, quienes cuentan con una máquina de moler lo harán fácilmente, caso contrario se tendrá que realizar con las manos.

Finalmente debemos colar el producto final para dividir las partes que no se pudieron triturar correctamente, aunque si es de su agrado puede volver a repetir el proceso con dichas partes.

Ya tenemos a la mano nuestra moringa en polvo, lista para ser utilizada y envasada.

¿Cómo se debe tomar la moringa en polvo?

dosis de moringa

Sin duda que su uso pasa a ser distinto que el de la moringa en hojas, su uso más normal es preparar una infusión con este polvo. ¿Cómo hacerlo? Pues hervimos una taza de agua y procuramos hacer una especie de bolsita de tela donde vamos a colocar dentro la moringa en polvo, al hervir el agua insertamos nuestra bolsa improvisada dentro del recipiente unos minutos y ya tenemos lista nuestra infusión para utilizarla.

Otras personas prefieren ingerir directamente el polvo como si estuvieran tomando un remedio. Una buena idea que podemos dar para utilizar tu moringa en polvo es espolvorearla por encima de cualquier tipo de ensalada, de igual manera la puedes incorporar a cualquier jugo que estés preparando.

Si vas a colocar el polvo de moringa en tus comidas, realízalo después que esté cocinada, nunca antes de hacer la cocción.

¿Cuánta moringa debemos consumir?

Lo ideal sería ingerir unos 10 gramos antes de cada comida, no obstante si usted no está acostumbrado a este producto o se está iniciando con este, lo ideal es que comience con dosis pequeñas para que puedas acostumbrarte y no tener ningún tipo de efecto secundario.

Otros datos adicionales 

moringa

Recordemos que la moringa tiene la propiedad de ser un excelente laxante, por lo tanto no es recomendable ingerirlo en las mañanas antes de comer al menos que estés sufrimiento de estreñimiento.

No se debe cocinar el polvo que se obtiene de la moringa, porque al cocinarla inmediatamente baja todos los beneficios y nutrientes, es bueno resaltar que los minerales se mantienen pero lo que es el contenido de Fito nutrientes si disminuyen considerablemente.

A la hora de querer preservar la moringa en polvo es importante tenerlo en espacios que sean secos, es importante saber que este producto se fermenta con facilidad.

La moringa puede ser utilizada desde un punto de vista preventivo, su uso no está regulado como medicamento, lo que perseguimos es poder obtener todas las propiedades que presenta.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…